domingo, 24 de abril de 2011

El papel educativo de la familia y su colaboración con la escuela.

La imagen es de aquí.
El papel educativo de la familia y su colaboración con la escuela, realizado por María José Díaz-Aguado. Este artículo pertenece al libro: "En busca del éxito educativo; Realidades y soluciones".
Este libro se puede descargar siguiendo este enlace o buscando en los enlaces de interés que viene en este blog con el título "Estrategias para el éxito educativo"


Al que hacemos referencia es uno de los artículos del libro, en concreto es el primero de la segunda parte. Extenso artículo de más de 30 páginas en el que se analiza el papel educativo de la familia y la urgente necesidad de mejorar su colaboración con la escuela. No tendría sentido repetirlo aquí, pero sí anotaremos algunas cuestiones que han llamado nuestro interés.

- ¿Cuál es la esencia de la educación familiar? ¿De qué depende su calidad?
1. Un afecto incondicional, que les dé seguridad sin protegerles en exceso.
2. Un cuidado atento, adecuado a las cambiantes necesidades de seguridad y autonomía que viven con la edad.
3. Una disciplina consistente, sin caer en el autoritarismo ni en la negligencia, que les ayude a respetar ciertos límites y a aprender a controlar su propia conducta.

- El alumnado de primaria dedica diariamente algo más de tres horas y media (199 minutos) a estar delante de una pantalla (tv,consola,ordenador).¿Tienen conciencia las personas encargadas de su educación familiar de esta situación?
El alumnado de ESO dedica diariamente algo más de cuatro horas y media (261 minutos) a estar delante de una pantalla (tv, consola, ordenador).
Para prevenir los problemas y mejorar las oportunidades que pueden derivarse de esta nueva situación, en el artículo se enumeran una serie de recomendaciones.

- Asignaturas para aprender a vivir, ¿tarea de la familia o de la escuela?

- La desafección escolar dificulta considerablemente el aprendizaje y que el fracaso suele estar estrechamente relacionado con el «desapego» que algunos estudiantes sienten hacia la escuela, con la dificultad para vincularse con ella. Plantea, el artículo, tres condiciones que incrementan la disponibilidad para vincularse con un determinado contexto.

- ¿De qué depende la capacidad para esforzarse, llegando incluso a crecerse ante las dificultades o el problema que lleva a hundirse y abandonar al primer obstáculo? Los estudios realizados tratando de responder a esta pregunta... (más en el artículo).

- Para mejorar la colaboración de la familia con la escuela y, a través de ella, el éxito escolar, es preciso:

1. Crear una nueva cultura de la colaboración, a múltiples niveles, que incluya la de las familias con la escuela. Es preciso superar dicho aislamiento, desarrollando nuevos esquemas y contextos, basados en el respeto mutuo al papel que cada agente educativo desempeña, orientando la colaboración hacia la búsqueda conjunta de soluciones para afrontar mejor un problema compartido: mejorar la calidad de la educación, adaptándola a una situación nueva.

2. Favorecer la adaptación de las familias a los actuales cambios sociales.
Para superar dichas dificultades es preciso:
• Desarrollar recursos de apoyo a la familia.
• Promover habilidades de comunicación y resolución de conflictos.

3. Promover la igualdad de oportunidades, garantizando que todo el alumnado pueda encontrar su lugar en la escuela y tener éxito.
• Acercando la escuela a las familias.
• Acercando la familia a la escuela, compatible el acercamiento a la escuela con la conservación de la cultura y la lengua de origen.

4. Garantizar la disponibilidad de recursos que permitan llegar también a las familias con más dificultades e intervenir, también, en los casos más difíciles. Para lo cual pueden ser necesarios equipos de mediación

5. Fortalecerse frente a las nuevas tecnologías para prevenir sus riesgos e incrementar sus oportunidades.
• Alfabetizar en las tecnologías audiovisuales y digitales.
• Desde las familias debe limitarse el excesivo tiempo delante de las pantallas.
• Desde los medios con responsabilidad en la comunicación y en las nuevas tecnologías de la información es preciso mejorar los contenidos.

6. Establecer vínculos de calidad, basados en la confianza y en la participación que ayuden a que todo el alumnado encuentre su lugar en la escuela y la sienta propia. Entre otros:
• El hecho de que la participación suponga alguna ventaja para el individuo: éxito, reconocimiento, protagonismo...

7. Desarrollar proyectos académicos para cada estudiante en los que debe colaborar su familia con la escuela, de forma que se optimice toda la secuencia que regula la capacidad para trabajar y esforzarse en la superación de dificultades: 1) ayudándoles a definir sus propios objetivos, un proyecto de aprendizaje en el que puedan plantearse retos; 2) elaborando planes realistas sobre cómo avanzar en la consecución de los objetivos y llevando a la práctica dichos planes a través de hábitos de estudio adecuados (sobre los que la escuela puede dar pautas pero que la familia debe supervisar); 3) cuidando los mensajes que se trasmiten desde ambos contextos de forma que resulten positivos y alentadores, y 4) ayudándoles a superar los problemas producidos por la experiencia de fracaso cuando ésta se produce, enseñando a valorar el progreso aunque éste se encuentre lejos del objetivo final, con un optimismo inteligente.

8. Incrementar la autoridad del profesorado a través de las familias, para que pueda influir como una autoridad de referencia, que permita enseñar y educar al mismo tiempo . Desde las propias familias se identifican con claridad tres acciones eficaces para conseguirlo: trasmitir el respeto a todas las personas, incluido el profesorado; hablar bien del profesorado en casa, manifestando confianza y respeto por su trabajo; y actuar conjuntamente con el profesorado, con una comunicación continua sobre la situación de su hijo/a.

9. Ejercer la autoridad y trasmitir confianza al mismo tiempo desde las relaciones que el profesorado establece con el alumnado. Ésta es la medida que las familias reconocen más eficaz para que pueda incrementar su influencia. Como concreción de lo que esto puede suponer cabe considerar las principales cualidades de los/as mejores profesores/as que tuvieron en su adolescencia: el entusiasmo que trasmitían acerca de lo que enseñaban; que ayudaban a confiar en las propias posibilidades; trasmitían el deseo de seguir aprendiendo toda la vida, y su disponibilidad para ayudar a resolver los conflictos de forma justa.

10. Promover el aprendizaje escolar creando estructuras cooperativas entre estudiantes, más coherentes con los valores con los que actualmente se identifica nuestra sociedad y con el contexto productivo en el que deberán trabajar, que las tradicionales estructuras individualistas-competitivas. Las familias tienen un importante papel para promover las relaciones de amistad y cooperación: apoyando innovaciones escolares que las favorezcan y fomentando desde casa habilidades y valores en dicha dirección.

11. Crear en la escuela contextos y procedimientos de prevención y resolución de conflictos, en los que de forma normalizada, sin que nadie se sienta amenazado por ello, se pueda compartir el diagnóstico, desarrollar vínculos de calidad, en los que escuela y familia se vean como aliados en el logro de objetivos compartidos y evitar las escaladas coercitivas que se producen a veces cuando los conflictos no se resuelven en sus primeras fases, disponiendo de la ayuda de mediadores para las situaciones en las que resulten necesarios.

12. Ajustar los medios a la complejidad de los objetivos propuestos. Condición que es preciso aplicar transversalmente a todas las anteriores. Estos ambiciosos objetivos exigen poner a disposición de dichas personas medios adecuados para afrontarlos, reconociendo que, de lo contrario, el desfase entre objetivos y medios puede conducir al desánimo y la depresión de las personas que tienen la responsabilidad de educar, deteriorando gravemente la materia prima con la que debe trabajar: sus proyectos, sus anhelos, su confianza en la posibilidad de mejorar la educación, que debe renovar cada día.

Una guía sencilla y breve, dirigida a profesionales pero también a las familias. Descargar  aquí.